Fresno de la Fuente

Fresno de la Fuente es un municipio de España, en la provincia de Segovia, comunidad autónoma de Castilla y León. Tiene una superficie de 17,63 km² con una población de 111 habitantes y una densidad de 6,3 hab/km².

Situado junto a la autovia A-1 km 126.

También se la denomina común e históricamente Fresnillo, para diferenciarla de la cercana Fresno de Cantespino (Madoz, Miñano,...).

Cuenta con una fuente de interés histórico-artístico de los romanos y una iglesia románica dedicada a San Miguel Arcangel, cercano al pueblo se encuentra la ermita de Nuestra Señora de la Guía y actualmenta se esta contruyendo un campo de golf en las cercanías. Como curiosidad el nombre le viene de ser zona de fresnedas y de la fuente romana cercana a la plaza antes mencionada.

Iglesia románica de S. Miguel

En lo alto de la colina desde la que se divisa todo el pueblo, que debe su nombre a la fuente románica que conserva, una de las pocas en la Península, se alza la iglesia dedicada a San Miguel, en la que se encuentran dos puntos de atención, pues el resto del edificio ha sufrido distintas remodelaciones que "camuflan" su aspecto original románico; la portada y la cabecera.

La primera se encuentra tras los muros del pórtico lateral, cegado y con abundante material reaprovechado, y es la típica portada abocinada mediante arquivoltas lisas sobre capiteles muy sencillos.

En su interior destaca el arco de triunfo de medio punto triple sobre columnas con capiteles decorados con formas vegetales muy esquemáticas y que da paso a un desarrollado presbiterio con sus muros articulados mediante arquerías ciegas.

Este pequeño templo se alza, orgulloso de su excelente fábrica a base de sillares bien escuadrados, sobre la colina desde la que domina toda la población.

Lo primero que llama la atención es el robusto pórtico lateral situado en el muro sur, con dos puertas de acceso y dos vanos, todos de medio punto muy sencillos. La entrada al mismo, por el lado oeste, posee un sencillo guardapolvos liso.

Tras el portico, se halla una portada sencilla y bien conservada, sin más decoración que las piñas de los capiteles que sustentan las arquivoltas, algunas baquetonadas y otras lisas, que producen el habitual abocinamiento.

En su interior, en la zona de la cabecera, un monumental arco de triunfo con tres arquivoltas sobre columnas con capiteles fitomórficos abre paso a un desarrollado presbiterio, cubierto con bóveda de medio cañón, cuyos muros laterales presentan arquerías ciegas sobre columnas y capiteles rudos y toscos similares a los descritos en el arco de ingreso.

Por último, precisar la existencia de una espadaña de doble vano y remate en frontón triangular adosada al hastial occidental, aunque parece obra posterior.

Comentarios

Aun no han dejado ningún comentario. Registrate y se el primero en dejar un comentario!